El present perfect inglés se asemeja bastante al pretérito perfecto español. Se usa estos tiempos si los hechos se realizaron en el mismo tiempo en el que se encuentra el locutor (1) o si las consecuencias de estos hechos son todavía perceptibles en el momento del habla (2).

(1) Esta semana me he comprado un coche.
(2) Ha perdido su monedero, no puede pagar la factura.