Los verbos modales tienen estas características:
1) No tienen infinitivo, o sea nunca se antepone la preposición to (no se dice to can, to will, to shall).
2) No tienen una s en la tercera persona singular (he can, she may, it will)
3) No se conjugan en todos los tiempos, en el pasado se los sustituye por una perífrasis. (Mejor dicho, hay un imperfecto de estos verbos, pero éste tiene otro significado.)
4) Después de los verbos modales no hay que poner to.
5) En las frases negativas no hace falta to do

Los verbos modales en inglés son can (poder), may (poder en el sentido de puede ser, tener permiso de), must (tener que), shall (deber), will (para formar el futuro: ir + infinitivo o los morfemas -e, - as, á, -emos, -éis, an). A parte de estos verbos que siempre son verbos modales también existen need, dare y used to que pueden ser utilizados como verbos modales o como verbos plenos (y por lo tanto algunas de las reglas mencionadas antes no son válidas para estos verbos, tienen por ejemplo una s en la tercera persona singular, cosa que los verbos modales en general no tienen).

El mismo verbo modal muy a menudo tiene valores semánticos muy distintos. En los siguientes capítulos sólo vamos a describir las significaciones básicas. De los verbos modales vamos a hablar otra vez en el capítulo 32.