La conjugación es muy fácil en inglés en general. Sin embargo hay unos 300 verbos irregulares que hay que aprender a memoria. En alguno de estos verbos irregulares el simple past se distingue incluso del past participle, lo que no es el caso en los verbos regulares.