De estas irregularidades ya hemos hablado al principio de este capítulo (cuando hablamos del plural y de las

conjunciones simples). Las presentamos aquí de nuevo.