Los participios pueden ser utilizados como atributos y como predicados. En español sólo el participio perfecto puede ser utilizado de manera atributiva o predicativa, porque el gerundio, que es lo que más se asemeja al present participle inglés, es invariable, no puede ser adjetivo, porque tanto como atributo o como predicado tiene que concordar en género y número con el sustantivo al cual se refiere, lo que un adverbio no puede, porque un adverbio es invariable.

Para ver más claramente la diferencia entre un participio utilizado como atributo y uno utilizado como predicado vea este ejemplo.

Ejemplo
predicado: La sopa es cocinada.
atributo: La sopa cocinada estaba sobre la mesa.