El imperativo, como ya hemos dicho en el capítulo imperativo, no siempre expresa una orden, también puede servir para dar una simple instrucción, para pedir algo o para dar ánimos a alguien. En el discurso indirecto se convierte en un infinitivo. El valor semántico preciso del imperativo (orden, instrucción, ruega, dar ánimo) se expresa con el verbo de introducción.

Ejemplos
Discurso directo Discurso indirecto
He says, "Go home!" He told him to go home.
We said, "Don't mind! It's no trouble." We asked them not to mind. It was no trouble.
They said, "Help yourself!" They asked us to help ourselves.

En la frase introductoria se pueden utilizar los verbos: to tell (contar), to order (ordenar), to command (exigir), to ask (preguntar, rogar). El verbo to say no se utiliza nunca, si hay un imperativo en la frase principal.

Es obligatorio nombrar la persona a la cual se refiere el imperativo.