En español los números son bastante complicados, sobre todo los números ordinales. Se dará cuenta que en inglés todo es mucho más fácil.