En el capítulo 18 hemos descrito la posición de los elementos en una frase afirmativa. Hemos dicho que siempre sigue la regla S-P-O (sujeto-predicado-objeto). Los complimentos circunstanciales van añadidos. Primero los complementos circunstanciales modales, después los complementos circunstanciales de lugar y por último los tiempos circunstanciales de tiempo. Este orden permanece intacto también en los imperativos.