Resumen
La voz pasiva existe en todos los tiempos, pero se utiliza casi nunca en los tiempos continuos.
Se forma la voz pasiva con la forma de to be que corresponde y el participio II.
Si el verbo tiene un objeto directo y un objeto indirecto, tanto el objeto directo como el objeto indirecto pueden convertirse en el sujeto al transformar la frase en voz activa a una frase en voz pasiva.
Con verbos que presentan los hechos comos contados (decir, relatar, contar etc.) o pensados (creer, pensar, temer etc.) se puede construir un pasivo impersonal cuyo sujeto es it. (It is said that....)
Hay verbos que están estrechamente ligados a una preposición. El objeto al cual apunta esta preposición puede convertirse en el sujeto de la frase al transformar esta frase en voz pasiva. La preposición se encuentra en este caso al final de la frase. ( A child is looked after by a local authority.)
En cuanto se refiere a la forma, el inglés no distingue entre la voz pasiva que describe un proceso y la voz pasiva que describe un estado.
Si se quiere distinguir entre el resultado de un proceso (un estado) y un proceso, se puede utilizar el verbo to get + participio II, pero esta construcción pertenece más bien al lenguaje coloquial. ( Not too much serious work has got done the last couple of weeks.)
En inglés no se conoce un sujeto impersonal propiamente dicho, algo que correspondería a uno en español. En el lenguaje coloquial you, they, one o someone pueden ser utilizados como sujeto impersonal.