Adjetivos son palabras que especifican un sustantivo.

Ejemplos
Su camisa es roja.
El invierno es largo.
El hombre es alto.
La chica tiene el pelo rubio.
En el piso hay muchas plantas bonitas.

Como lo demuestran estos ejemplos, el adjetivo concuerda en género y número con el sustantivo que especifica. Si este sustantivo está en singular femenino, el adjetivo está en singular femenino (camisa roja), si es masculino, el adjetivo es masculino (invierno largo). El adjetivo puede ser utilizado de manera atributiva, en este caso no hay ningún verbo copulativo entremetido ("La chica tiene el pelo rubio") o puede formar parte de un predicativo, en este caso hay un verbo copulativo entremetido ("Su camisa es roja ") y se usa de manera predicativa.

Los adverbios son palabras que especifican verbos, adjetivos y otros adverbios.

Ejemplos
Corre rápido.
Los hombres cantan fuerte y mal.
Todos trabajan mucho tiempo y duro.
Es una planta muy bonita.
El chico corre increíblemente rápido.

Con el comparativo se compara la calidad o la cantidad de un objeto con la de otro objeto. La comparación puede referirse a un adjetivo, adverbio o sustantivo.

Ella es más bonita que él.
Él come más que ella.
Él tiene más dinero que ella.

El superlativo describe la superioridad en cuanto se refiere a una calidad o cantidad de un objeto en comparación a todos los otros objetos del grupo de referencia.

Ella es la más bonita.
Él es el que más come.
Él es el que más dinero tiene.